Cambio de comida en mascotas

pet

Mis clientes siempre me preguntan sobre la alimentación de sus mascotas, uno de los temas principales es «cómo hacer para cambiarles de alimento sin que sufran en el intento».
Los que tenemos perros sabemos que es muy fácil cambiarles a ellos, pues generalmente comen hasta el papel higiénico que está en el suelo; pero a algunos dueños de perros, especialmente las razas quisquillosas miniatura y toy, es otro cantar y al igual que a los gatos, es muy dificil y hay que emplear técnicas, trucos y engaños.
Comenzaré explicando el método más sencillo para que no hayan complicaciones gastrointestinales típicos de un cambio brusco de marcas y/o tipos de comida:
* Dia 1 y 2: Se divide la ración en 4, y sólo se le da 3/4 de la comida vieja y se le aumenta 1/4 de la comida nueva.
* Día 3 y 4: Se le da la ración en partes iguales, es decir 2/4 de la comida vieja y 2/4 de la comida nueva.
* Dia 5 y 6: Se le da en la ración sólo 1/4 de la comida vieja y 3/4 de la comida nueva.
* Dia 7: Se le da la comida nueva al 100%
Inclusive con el cambio realizado correctamente, en los organismos mas delicados, se puede observar diarreas y/o vómitos, en cuyo caso les recomendaríamos consulta inmediata con su veterinario de confianza.
Algunos trucos que pueden además utilizar es mezclarles el alimento con comida en lata (alimento húmedo para mascotas) y ni se darán cuenta de lo que están comiendo, o derrepente alargarle el proceso de cambio para que vayan acostumbrándose al nuevo sabor.
Cualquier duda no duden en escribirme a ventas@nekohome.com, dejar su comentario/experiencia o mandarme un inbox.

Dedo Supernumerario

El quinto dedo, el dedo accesorio, espolón son nombres que se le dan al dedo supernumerario posterior del perro. Se dice que razas de perros como el mastín y el san Bernardo les era de mucha ayuda estos dedos cuando tenían que transitar en las montañas rocosas y nieve, pero hoy en día lejos de transitar por aquellos lares, estas razas y variadas razas más caminan en las ciudades donde ya no hay utilidad para los dedos supernumerarios.

Hoy en día, en mi opinión, el dedo supernumerario no tiene finalidad, es un estorbo, no es estético y por el contrario podría ser innecesariamente perjudicial. El dedo supernumerario, debería ser extraído al nacer para que la extracción no implique dolor, complejidad, infección, ni una anestesia prolongada. Me gustaría enumerar algunos pros y contras:

Pro

  • No habría enganchamientos con su mismo pelaje y/o con los cepillos/peines a la hora del grooming en caso de razas de pelo largo, pues este pelaje a veces lo oculta y solo se dan cuenta cuando ha habido una lesión.
  • Estéticamente no se ve bien, el estándar no incluye dedos supernumerarios.
  • No habría casos de incrustaciones de uñas en la piel por el dedo supernumerario, pues algunas veces al no saber de la existencia de estas uñas no se corta, lo que produce el crecimiento extra y las lesiones en la piel.
  • No habría desgarramientos ni “accidentes” a la hora de cortar el pelo de las mascotas pues al no saber de la existencia de estas uñas, la maquina o la tijera podría pasar y hacer un corte y/o lesión que cause dolor al perro.
  • Se podrían producir enganchamientos en alguna superficie en la que el perro este transitando.
  • Si es realizado dentro de los 10 primeros días de vida, reduce el riesgo de infecciones, traumas que un adulto pueda sufrir y elimina casi por completo la complejidad del procedimiento y del postoperatorio.

Contra

  • Es considerado un procedimiento quirúrgico innecesario por tratarse mayormente de un fin estético.
  • Los dueños no quieren someter a su mascota a un “sufrimiento innecesario”.
  • Los criadores de animales consideran muchas veces que la remoción del dedo supernumerario es un gasto que no les corresponde y a veces ni se dan cuenta.

Entonces sabiendo esto ustedes harían esta cirugía si su perro tuviera dedo supernumerario?

 

 

M.V. Bettina Valdizán Martínez

CMVP 6920

Virus de la Inmunodeficiencia Felina (VIF)

La dra. Valdizán nos habla sobre el Virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF); este es un lentivirus, que como su nombre indica, se multiplica lentamente y tiene un largo período de incubación antes de causar síntoma alguno. Esta enfermedad causa que el cuerpo no sea capaz de programar una respuesta inmune normal.

El VIF pertenece a la misma clase de virus que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que es el precursor del SIDA. Pero no se da la zoonosis, es decir un gato infectado no podría contagiar de VIF a un humano y viceversa. El VIF también está en la misma familia de retrovirus de Leucemia Felina (FeLV), pero hay varias diferencias entre los ambos.

Gatos en Mayor Riesgo del Virus de Inmunodeficiencia Felina

El VIF se observa con mayor frecuencia en los gatos machos, agresivos y callejeros por lo tanto los gatitos que viven en el interior de casa son mucho menos propensos a ser infectados. La edad promedio de diagnóstico es a los 5 meses, y el riesgo de infección aumenta con la edad. No hay predisposición genética para la enfermedad, aunque esta puede desempeñar un papel en la evolución de la enfermedad.

El VIF se transmite mayormente por mordeduras de gatos infectados y raras ocasiones una madre infectada puede transmitir el virus a sus crías. El contacto casual no parece transmitir el virus, es por ello que los gatitos amistosos que viven en hogares donde hay muchos gatos infectados estables están en bajo riesgo de adquirir VIF.

Los Síntomas de una Infección por VIF

Un gato con VIF puede parecer normal durante años, pero con el tiempo, la enfermedad hace al gatito muy susceptible a otras infecciones, por ejemplo bacterias cotidianas, virus y hongos que no causan problemas en los animales sanos pueden causar una enfermedad grave en gatitos con sistemas inmunológicos débiles. Estas infecciones secundarias son responsables de muchas de las enfermedades que están vinculadas a VIF.

A inicios de una infección por VIF, se puede apreciar una inflamación de todos o la mayoría de ganglios linfáticos del cuerpo y puede o no presentar  fiebre alta. Esta etapa de la infección a menudo pasa inadvertida a menos que los ganglios linfáticos crezcan demasiado.

Los síntomas de la inmunodeficiencia pueden ocurrir en cualquier área del cuerpo de un gato, e incluyen:

  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Pelaje empobrecido y sin brillo
  • Infecciones e inflamación de encías (gingivitis)
  • Infecciones crónicas o recurrentes de la piel, del tracto urinario y del sistema respiratorio
  • Diarrea persistente
  • Inflamación del tejido conjuntivo (en algunos casos, no siempre aparece)
  • Pérdida de peso lenta pero progresiva que acaba en un grave enflaquecimiento a medida que avanza la enfermedad
  • Linfomas (aunque ese riesgo siempre es mayor en el caso de gatos infectados de Leucemia)
  • Aborto y problemas reproductivos en gatas fértiles infectadas

En algunos casos convulsiones, deterioro mental y otros desórdenes neurológicos.

El curso del VIF puede causar episodios recurrentes de enfermedad intercalados con períodos de salud relativamente normal. Incluso la leucopenia y la anemia aparecen y desaparecen de forma cíclica: con episodios de bajos recuentos seguidos de una recuperación de los niveles normales. Sin embargo, la tendencia general parece ser progresiva, de modo que los descensos en la fórmula leucocitaria son más bajos en cada nuevo episodio o brote de la enfermedad.

Diagnóstico del VIF

El veterinario realizará un examen físico completo en tu gato y tomará nota de los síntomas, para identificar cualquier evento que podría haberlo puesto en riesgo de infección.

Se realizará un descarte de infecciones, parásitos y tumores mediante la revisión del historial clínico, un perfil completo de sangre y un test para FeLF y VIF para vigilar la salud y confirmar la presencia del virus. Sin embargo, se pueden presentar resultados falsos-positivos, por lo que se recomienda que se repita la prueba después de 6 meses en su control semestral.

Las gatas embarazadas infectadas transferirán anticuerpos VIF a los gatitos en lactancia, y los bebés podrían dar positivo durante varios meses después del nacimiento. Afortunadamente, la mayoría de ellos no están infectados ni tampoco se infectaran. Los gatitos menores de 6 meses que dan positivo deben ser reexaminados cada 60 días hasta que tengan al menos 6 meses de edad.

Los gatos que den un resultado negativo al VIF, pero han tenido una exposición conocida o desconocida a través de una mordedura de otro gato deben ser reexaminados durante 60 días después de su exposición más reciente. Esto se debe a que se necesitan de 8 a 12 semanas antes de que se presenten niveles detectables de anticuerpos.

Tratamiento Sintomático

No existe un tratamiento específico para los gatitos con el Virus de Inmunodeficiencia Felina, sin embargo, cualquier infección secundaria tendrá que ser tratada.

Los gatos que dan positivo al VIF deben mantenerse en el interior, con el fin de evitar la propagación del virus a otros gatos, mientras que también se reducirá el riesgo de que tu gatito este expuesto a los patógenos que no pueden ser combatidos por el sistema inmunológico. Los gatos que dan positivo al VIF no deben reproducirse.

Tu gato debe ser alimentado con una alimentación apropiada según su especie, equilibrada y nutricionalmente completa.

Los gatos con el VIF deben ser vistos por el veterinario por lo menos dos veces al año para revisar la salud de sus ojos, encías, la piel y ganglios linfáticos, y para comprobar su peso. En una o ambas visitas anuales, el veterinario podría realizar un análisis de sangre y análisis de orina.

El monitoreo cuidadoso y consistente de la salud y el comportamiento del resultado positivo al VIF es muy importante para que le puedas avisar rápidamente a tu veterinario de cualquier cambio.

La terapia de ozono también puede ser muy útil para los gatos con VIF.

Perspectiva de los Gatos con VIF

Muchos gatos con el VIF viven una vida normal o casi normal con una atención de buena calidad, así que por favor no le hagas caso a los veterinarios que sugieren la eutanasia sólo porque tu gato dio positivo por la infección.

Desafortunadamente, es imposible predecir cuánto tiempo o qué tan bien un gato sobrevivirá después del diagnóstico. Los gatos que desarrollan enfermedades secundarias graves a una infección por el VIF tienen un pronóstico menos alentador, al igual que los gatitos con fiebre persistente y pérdida progresiva de peso. Los gatos que dan positivo al VIF no deben ser vacunados, contra nada.

Prevención de Infecciones

La única manera infalible para mantener a tu gato a salvo del VIF es evitar la exposición al virus. Obviamente, esto significa mantenerlo alejado de los gatos que posiblemente están infectados.

Si tu gato sale a dar la vuelta, debe ser bajo tu estrecha y permanente supervisión, o en una caja segura que le impida salir, que impida no solo que otros gatos entren, sino también que no lo puedan morder o arañar por los lados o parte superior de la caja.

Si tienes un gato infectado, nunca permitas que tu hijo o hija juegue con otros gatitos con posible riesgo y que no se hayan hecho la prueba. Es posible tener gatitos con resultados positivos y negativo al VIF, que viven bajo el mismo techo, siempre y cuando no se peleen o se muerdan.

Un Café DogFriendly

12308237_886809108101909_3397309714432682708_n

Cerato Café

Personalmente no lo he visitado pero he leído reseñas de que es un lindo lugar en el cual puede compartir un rico café con tu mascota favorita. Su especialidad waffles, pero además tienen una variada carta para ti y otra para tu mejor amigo perruno.

Este utópico lugar queda en Jesús María y está esperandolos para que prueben su sazón. Dale click a Cerato Café y entra a su fan page a conocerlo un poco más. 😉

 

 

 

Toxoplasmosis en el Embarazo

IMG_1654

La toxoplasmosis es una infección causada por el parásito Toxoplasma gondii.

La toxoplasmosis se puede propagar en varias formas:

  • Al consumir frutas y verduras sin lavar ni pelar.
  • Al consumir carnes poco cocidas y hasta por tocar la carne cruda sin lavarse las manos después.
  • Al contaminar los alimentos con cuchillos, utensilios, tablas de cortar y otros alimentos que han estado en contacto con carne cruda.
  • Al beber agua contaminada.
  • Al recibir una transfusión con sangre contaminada o un trasplante de un órgano infectado, aunque esto sucede con muy poca frecuencia.
  • Gatos infectados con el parásito. Para que éstos estén infectados, deben ser gatos callejeros sin ningún tipo de control, que comen roedores, aves u otros animales pequeños infectados. Después el parásito pasa a las heces de los gatos. Los depósitos de las heces de los gatos suelen ser las cajas de arena, aunque algunos dueños los dejan salir a la calle, adoptando estos jardines y parque como su depósito de heces; entonces la única manera en que se contagie por tener un gato es que usted limpie la caja sanitaria de un gato que no tiene ningún tipo de control veterinario y se expone en la calle y se toque la boca después de haber cambiado la arena de dicha caja sanitaria o al hacer jardinería sin ponerse guantes.

Prevención

La mejor forma de proteger a los bebés en gestación contra la toxoplasmosis es proteger a las madres.

  • Póngase guantes y limpie la caja de arena todos los días, ya que el parásito que se encuentra en los excrementos del gato para que sea infeccioso requiere de uno o más días después de que ha sido expulsado. Después, lávese las manos bien con agua y jabón.
  • Lávese las manos con agua y jabón después de que haya tenido contacto con tierra, arena, carnes crudas o verduras sin lavar.
  • Cocine las carnes bien; es decir, hasta que alcancen una temperatura interna de 160° F, hasta que no se vea roja en el centro o hasta que los jugos salgan claros. No pruebe la carne si no está cocinada totalmente.
  • Lave cuidadosamente todas las tablas de cortar alimentos y los cuchillos con agua caliente jabonosa después de usarlos.
  • Lave o pele todas las frutas y verduras antes de consumirlas.
  • Póngase guantes cuando haga jardinería y luego lávese bien las manos.
  • Evite consumir agua que no haya sido tratada, en especial cuando viaje a países menos desarrollados.
  • Si adoptas un gatito que no sabes su procedencia entonces debes de llevarlo a tu veterinario de confianza, quien probablemente te recomendará ponerlo en cuarentena(si es que tienes otros gatitos) unos 15-20 días. Posteriormente hazle un control hematologico y parasitologico. No debes darle carnes crudas de comer ni nada crudo. Después de jugar con él, darle de comer, acariciarlo o limpiar su caja de arena DEBES LAVARTE BIEN LAS MANOS CON AGUA Y JABÓN y si es posible usa gel desinfectante. Debes acostumbrarlo a que se quede en casa, generalmente los que querrán salir son los gat@s no esterilizad@s por lo tanto esteriliza al gatito. Pon mallas en tus ventanas para evitar fugas. Hazle un control veterinario completo de salud anualmente.

Síntomas

La mayoría de las personas que se infectan no presentan síntomas. Algunas personas con toxoplasmosis pueden tener síntomas similares a los de la influenza, acompañados de ganglios linfáticos inflamados o dolores musculares que duran por un mes o más.

La toxoplasmosis grave que causa daños al cerebro, los ojos u otros órganos puede producirse por una infección aguda o una que ocurrió anteriormente y se ha reactivado. Los casos graves ocurren con más frecuencia en personas con sistemas inmunitarios débiles, aunque ocasionalmente, hasta personas con sistemas inmunitarios saludables pueden sufrir daños en los ojos debido a la toxoplasmosis.

La mayoría de los bebés infectados cuando están en gestación no presentan síntomas al nacer, pero pueden manifestar síntomas posteriormente, como ceguera o retraso mental. Un pequeño porcentaje de recién nacidos infectados presentan daños graves en los ojos o daño cerebral al nacer.